viernes, 17 de enero de 2014

REFLEXIONES EN TORNO A LA ANTIEDUCACION

Notas a la Conferencia

Reflexiones en torno a la Anti Educación
20DIC2013 Collique Lima Perú
Wilder Chicana Nuncebay

Por: Lic. Mario rios Quispe
Mario Rios Quispe

Comentario previo
Wilder Chicana es un intelectual de muy amplio conocimiento y capacidad interpretativa de temas filosóficos, epistemológicos y educativos, su formación como astrónomo y astrofísico le ha permitido ver las cosas de una forma abarcadora cualidad que lo internalizó desde la UNMSM en los años muy convulsos socialmente pero de un caldo de cultivo de ideas y pensamientos en muchos casos renovadores y que se expresan hoy en sus escritos. En esta ocasión editando la conferencia  dictada por el.  Filmando y tomando algunos apuntes importantes, me permito escribir un artículo sobre lo que es la educación en la actualidad a través del planteamiento que Wilder ha señalado, como es la antieducación, resta decir que en la actualidad nos vemos obligado a cambiar la educación desde la práctica de aula, los planeamientos de Wilder, pueden ser de un enfoque gatillador de lo que debe ser la educación hoy, y en perspectiva.

Cómo un primer alcance, diremos que en los aspectos del aula y la clase, hay que centrar en resolver la parte académica del problema, lo político y social como factor condicionante corresponde a otra esfera de tratamiento. Sin embargo no debemos descuidar lo político e ideológico, pues orienta la educación cuando se toma la iniciativa de cambiar la realidad educativa.

En los términos de realidad educativa lo ideal en educación no existe es un norte a querer alcanzar, pues bien, para que un soporte funcione – un ejemplo concreto de realidad - debería estar bien equipado con personal idóneo (ejemplo laboratorios CRT´s, industria del vestido, industria alimentaria, entre otros)  pero como eso es imposible, hay que trabajar con lo que se tiene. En todo caso la carencia de material – en educación – nos debe llevar a la capacidad de crear, cuanto soy capaz de crear para dar solución a un problema educativo, la carencia en el sentido positivo, puede sernos útil. En todo caso no debe ser un problema de recursos más si de aptitud.

En lo que respecta a causas referente al problema educativo, hay muchos, sin embargo el problema real está en el mismo maestro en tanto desde esta posición es posible cambiar las cosas; en este marco tenemos algunos problemas:
·         Dar clases en otros centros
·         Tiene problemas para preparar su clase
·         Problemas burocráticos (muchos requerimientos)
·         Cambios de modelo, enfoques, teorías
·         Presión de los que se supone, debe ser la educación

Se hablaría entonces de resolver el problema directo (en el aula) en las condiciones en que esté y con las herramientas que se disponga

Un problema – por ejemplo - es de actuar de la misma manera ante distintos problemas escolares esperando infructuosamente resolver con éxito. Y aquí está la presión del sistema para tal o cual modelo vigente. El maestro tiende a seguir ciertos esquemas, buscando que otros solucionen el problema y por tanto “me involucro mas no me comprometo”. “A mí me dijeron que lo haga así, si salió mal, no es mi culpa”

En los aspectos más internos del aula, los profesores manifiestan: “yo conozco a mi grupo” se resiste a aprender de otros lo que niega el desarrollo de interaprendizaje, de equipos exitosos. Sin embargo, la realidad muestra que los grupos son distintos por lo tanto hay maneras diferentes de abordajes, esto nos lleva a trabajar distintas herramientas de las más variadas, lo que lleva al concepto de flexibilidad del maestro. Un ejemplo de ello es que no somos conscientes de los estados emocionales de los niños, lo que indica que no hay fórmula definida pues la situación es volitiva, de variables inestables. En tal sentido la flexibilidad del maestro es clave pero para ello se hace necesario hacer un diagnóstico del sitio de aprendizaje lo que nos llevaría a tener maestros expertos y/o competentes, eso indica – como una consecuencia - que no encontrar el sentido de la materia por parte del estudiante, es responsabilidad exclusiva del maestro. Lo contrario está en el desarrollo de esa experticia en la cual va a poder discriminar que lo interesante para el profesor, no es necesariamente interesante para el estudiante. Eso nos lleva a plasmar una pedagogía de los contenidos una tarea pendiente de los investigadores en educación (Julián de Zubiría). Wilder considera catastrófico no saber definir que temas o contenidos serían importantes para los estudiantes.

Otro problema – aparente – es que los alumnos ya no leen porque no hay suficientes libros, inventamos una nueva excusa no hay conexión a internet. De hecho la lectura se ha elevado, pero está distorsionado por la inmensa cantidad de información frívola en internet que necesita de la orientación del maestro. En tal sentido, que se le puede dar a un niño como información que no lo pueda encontrar en internet entonces ¿Por qué copian? A juicio de Wilder Ch. “es anacrónico seguir insistiendo en el cuaderno” Lo mismo pasa con las famosas tareas. Aunque hay más producción bibliográfica (libros escolares) la educación en nuestro país ha decrecido, decimos entonces que hay de la mente del estudiante, ¿Qué hay de la mente del profesor? No será que tenemos que comenzar por ahí, lo demás solo serán condiciones pero no debe ser omisiones de trabajar con experticia los temas de la educación.

Por último, Wilder Chicana considera que la innovación es un mito (fetiche de la educación) pues da la idea de un cambio, sin embargo si algo funciona no tiene porqué cambiar; innovar por innovar no funciona, mucho menos en educación. Esto fundamenta la idea del concepto de Ciencias de la Educación.  

Ener@2013