viernes, 18 de agosto de 2017

a Lucha de los Maestros del Perú, continuará más allá de la HNI

La Lucha de los Maestros del Perú, continuará más allá de la HNI
Por: Mario Rios Quispe


Los ojos del mundo han puesto su mirada en el Perú, la contundencia de la Huelga Nacional Indefinida (HNI) marca un nuevo derrotero de lo que es la lucha por la defensa de los derechos fundamentales del pueblo, una de ellas la educación como pilar no solo de desarrollo de una nación sino y fundamentalmente como la liberación de la sociedad de la opresión interna y externa en la que se ve inmerso las amplias masas de nuestro país, pero que hoy los maestros demuestran que levantar su voz de protesta no solo alcanza un nivel reivindicativo sino defiende lo más básico de un maestro: su dignidad.

Durante años los distintos regímenes han experimentado sus políticas autárquicas con los maestros que en casi todos los casos ha significado quitarle al maestro peruano su rol de agente social de cambio, su independencia de ideas, a través de la precarización de la profesión y la explotación inmisericorde del sistema a través de un armatoste legal – normativo que hoy ha entrado a su etapa más feroz a través de una instrumentación coercitiva y punitiva diseñada en los tres últimos gobiernos y aplicadas a escala nacional por este último.

Recordemos que la huelga de mayor duración fue la huelga de 116 días dirigida por el CEN – SUTEP pero no tuvo la efervescencia de esta última medida de lucha porque en el proceso se negociaba y se conformaban con triunfos pueriles; muchos afirman que se negociaba debajo de la mesa, el maestro no se sentía representado y menos que expresara – al menos – su inconformidad – a ello se sumaba el desprestigio de la carrera ante la sociedad, ante la opinión pública que era auspiciado por el gobierno de turno a través de los sueldos que no aumentaron que más bien lo pusieron a escala de una supuesta meritocracia.
La meritocracia del que tanto cacarea el gobierno cometió la directiva más siniestra, que es pretender una profesionalización con un sueldo base de hambre cuando el estándar LA es de 750 dólares y considerando llegar a un acuerdo podía ser manejable a partir de 2,500 soles con vistas a alcanzar el estándar promedio apuntando a 4000 soles (3500 canasta básica), esto es curioso porque ahora que se habla de criterios y estándares en todos los procesos pedagógicos y en el uso de los recursos; no lo es el caso de los sueldos del maestro; pretenden calidad educativa y competencias con sueldos de hambre, todo contrario a como los países en vías de desarrollo apuntan a una competitividad- nación.

Todas estas situaciones se han ido juntando pero solo una de ellas rebalsó y dio lugar a acción de lucha más grande de las tres últimas décadas donde el Estado Peruano y todos sus agoreros que defienden lo indefendible; es la presión documentaria a la que se ha sido sometido el maestro que es considerado una de las formas de explotación y control ideológico de la práctica educativa, eso explica la planilla paralela que es superior a la planilla oficial de pagos a los maestros del Perú, planilla paralela en la cual se pagan consultorías nacionales e internacionales (1000 millones de soles solo en asesoramientos al MINEDU), proyectos educativos de escala promovidos por la banca multilateral a través de UNESCO una de ellas por ejemplo la de inducción docente, se generó lo que se denomina “la pisada de cola ha hecho gritar al gato”, esto es, si bien se manifiesta como una plataforma principal el aumento de sueldos, esta medida de lucha nació de la presión constante a que era sometido el maestro a través de una instrumentación evaluadora que lo operaban monitores, acompañantes, maestros fortalezas, inductores, evaluadores … que en términos políticos denominamos explotación y esto clarifica la medida de lucha, pues no es solo una medida reivindicativa – salarial sino es la dignificación de la carrera donde el maestro alcance también un rol protagónico y sea el mismo el que haga la educación desde las bases a través de microreformas que en el transcursos decantará en la gran reforma pertinente y acorde a la realidad del país. La presión documentaria apunta a quitarle un rol protagónico al maestro así que esta lucha no ha terminado, invitará a la reflexión constante y la organización del maestro – ahora – en función a repensar la educación en el Perú con cara al siglo XXI y ad portas del Bicentenario Nacional.

Es importante decir que las dirigencia sindicales oficiales – tradicionales no han traducido las demandas que por décadas estaba constreñido y muy el contrario se pusieron en contra queriendo mantener sus privilegios sindicales y soporte financiero que se da a través de la derrama magisterial y esto último es curioso, pues esta institución financiera nació de los descuentos de una medida de lucha, hoy es la  séptima institución financiera de más éxito en el Perú, pero que en el caso de los maestros no han recibido beneficios entre otras cosas porque al insertarse al sistema financiero según reglas de la CONASEV, como todo Banco solo va a actuar de forma rentista y especulativamente en favor del sistema financiero y por ende de la usura a través de tasas de interés altos inclusive superior el mercado.

El CEN – SUTEP definitivamente ha perdido liderazgo y hoy las masas magisteriales demanda nuevos tipos de liderazgo acorde con estos tiempos nuevos donde la lucha reivindicativa hoy está en función a una lucha ideológica y a la construcción de una nueva educación que parta de los mismos maestros apoyado por el pueblo en general. Esta lucha exitosa es por la intuición de clase (término que asusta al gobierno) pues a su espíritu combativo se han unido sin necesidad de comunicados y alta tecnología, sencillamente ha sido que los maestros de la costa la sierra y la selva – con algunas particularidades – sentía la misma explotación. El CEN inclusive en una desconexión total, auspiciaba los programas educativos del gobierno como cursos de ascenso a la escala magisterial, así como cursos de “actualización” en el uso de los “nuevos” instrumentos del educación, no tuvo ni siquiera la iniciativa de escuchar a las voces discordantes sobre la política y normativa actual del ministerio que por cierto eran muy pocas, porque los intelectuales de la educación, los que en su mayoría hoy proveen sus servicios al Estado, también se callaron en  mil idiomas porque el MINEDU los captó con cantos de sirenas respecto a las oportunidades de capacitación que se ofrecía, pero solo bajo los criterios, normas y enfoques ideológicos que la cartera había diseñado siguiendo los dictados de la Banca Multilateral. Esto es una falta de honestidad de los intelectuales y necesitan ser emplazados, pues sabiendo que no funciona en la práctica concreta, se dedicaron a divulgarlo, como siempre, con tan malos resultados y la prueba más grande es que el maestro ya se hartó contra tanta presión documentaria.

En la última fase de la huelga y queriendo quebrarla, se ha tildado de terrorista al maestro y el CEN le ha seguido la comparsa, inclusive habiendo sido fotografiados los han señalado directamente. Como sabemos la palabra terrorismo  - que a todos asusta – fue diseñado por el Pentágono para acallar las justas luchas de nuestro pueblo, y si bien ha habido acciones de conflicto (Comisión de la verdad) que ha llevado a la muerte de muchos peruanos de uno u otro lado; lo cierto es que el llamado terrorismo hoy no existe, sencillamente no hay ningún atisbo de terrorismo pues – siguiendo la metodología del  MINEDU – el terrorismo como constructo tiene al menos tres indicadores o dimensiones: propaganda que promueva el terrorismo, asesinato selectivo y sabotaje (Comisión de la Verdad). Pues vemos en la lucha actual de los maestros no hay ninguna de estos aspectos, el Ministerio del  Interior no puede probar esto solo vocifera con el ánimo de quebrar la huelga ese es el objetivo, pareciera que los políticos se han quedado en la historia.

En cuanto al papel de la prensa diremos que en la mayoría de los casos han cumplido un papel negro desvirtuando la justa lucha de los maestros que hasta el oficialismo ha reconocido, pero que ellos más papistas que el papa, han atacado sistemáticamente al maestro y en algunos casos con un odio visceral (Leiva y Huertas). Ello ha obligado al magisterio en lucha a otras formas de comunicación, y si antes era a través de mosquitos y/o volantes, hoy las TIC´s juegan un papel importante en esta lucha, cumpliéndose el principio de que el instrumento es útil pero depende de con que ideología se maneje. El internet será la humilde herramienta de comunicación del magisterio nacional no solo para la lucha sindical sino para lo que se viene, la lucha ideológica en pro de una nueva educación al servicio del pueblo.

A manera de conclusión diremos entonces lo siguiente:
·         La actual HNI ha remecido en el Estado Peruano y que ha traído como consecuencia contradicciones en el mismo seno del Estado, prueba de ello es que hasta ahora no dan solución.
·         Los liderazgos tradicionales – oficiales han sido desmontados, en la actualidad ya no tienen legitimidad no representan a nadie, son oficiales pero no tienen legalidad, pues para que sea legal necesita un respaldo mayoritario.
·         La tarea es ahora construir una nueva base sindical nacional que recoja el sentir de las bases en pro de construir un sindicalismo más activo a través de escuelas sindicales, gestión legal ante las instancias de gobierno y plataformas programáticas para posteriores jornadas de lucha seguramente ahora en el terreno de las ideas y de las propuestas educativas que se quieren imponer.
·         Si bien las bases regionales actuaron por intuición de clase, hoy debe trabajarse con más organicidad para reconstituir el SUTEP en función de la defensa de los derechos del magisterio como parte de la defensa de los derechos del pueblo.
·         El internet a partir de la medida de lucha adoptada, será el medio de “prensa” del magisterio nacional, pues la prensa televisiva y radial y escrita en su mayoría ha actuado en contra del maestro. Para ello se tendría que formarse canales por internet, radios online y grupos de discusión; recordemos que las redes sociales han informado mejor los acontecimientos y los maestros han informado y opinado sobre el momento político actual. Eso revela que el maestro está al día con las TIC´s contrario a la opinión oficial.

MRQ@17ago2017