lunes, 11 de junio de 2018


NOTAS SOBRE:

UM LIVRO PARA SER ENTENDIDO de Pedro HMC
ISBN 978-85-422-0794-I; Edit. Planeta 2016; Sau Paulo, Brasil

Homosexualidad, aspectos sociales, relaciones interpersonales

Por: Mario Rios Quispe

Tocar los temas de ideología de género, problemática de LGTB (lesbianas, Gays, Transgénero, Bisexual), homofobia, extensión de diversidad sexual, serán temas todavía polémicos en nuestro país, sea por nuestra raigambre cultural, costumbres consideradas ancestrales de fuerte dominio patriarcal y/o matriarcal, sea también por la incorporación de una economía liberal en países como el nuestro que no han solucionado problemas estructurales como el modo de producción que pueda cubrir de alimentación, salud y educación a toda la población, sea también seguramente que una determinada clase dirigente no asumió la tarea de hacer los cambios que nos permita vivir en democracia según la estructura social en la cual estamos. En los aspectos sociales e individuales hay mucho por entender de esta situación que en el mundo también está partido, en el sentido que los países occidentales han hecho la apertura a la diversidad sexual, mientras que en países que fueron resultado de la acción socialista son renuentes a esos cambios, y en mayor medida de los países árabes; los defensores de la diversidad sexual entre intelectuales, políticos y formadores de opinión pública en los últimos 30 años han incidido en la importancia de también ser parte de toda la formalidad de un Estado que solo reconoce hombre y mujer, y como se puede ver en la realidad, los cambios pueden ser hasta constreñidos por cuestiones religiosas, morales, y de costumbres; pero que a  mi juicio, considero que hay que ver en este caso la parte más estructural del tema como es la cuestión económica-social-política en la cual se mueven estos colectivos en el mundo.

Pedro HMC columnista de la Folha Sau Paulo , guionista del MTV Brasil, creador de un canal You Tube de alto impacto denominado “Poe Na Roda” un canal dedicado a la diversidad sexual  con casi medio millón de inscritos y 50 millones de visualizaciones; como se ve, Pedro lidera uno de estos movimientos y es un referente en el mundo gay, por tanto sus opiniones vertidas en el libro, es de una importancia capital, pues como el mismo lo dice, nos ayudaría a entender y del otro de lado de la orilla, a ser entendido, lo que no significa, aceptación tácita, ni promoción extrema de la diversidad sexual, creo que es verlo en su justa medida y de acuerdo al contexto social en que se vive y según la movilidad social y los objetivos como nación; en resumen no es complacencia, ni rigidez, es permeabilidad en función a una mayor democracia y armonía social.

De hecho las apreciaciones de Pedro han de causar muchas críticas y polémica, pero en esa medida hemos también buscar salidas de entendimiento y mejoramiento de la convivencia social; a continuación deslizaré algunas notas comentadas por el que escribe estas líneas y es deseo, por tanto llevar a una discusión más serena pero efectiva, en vista que estamos ante un problema urgente en nuestro país, como es la posibilidad de incorporar la ideología de género en la Curricula Nacional (CN) y de cual hay mucho debate y confrontaciones, creo que este material puede ser una contribución a esa necesidad de aportar a un mejor curso de acción.

Una de las ideas honestas que pone Pedro sobre el tapete es la diferencia entre sexualidad y comportamiento, lo dice con un ejemplo como el hecho de que alguien sea jugador de futbol, eso no hace hombre, pues si bien algunas prácticas están asociadas al género, también es cierto que ante tremenda movilidad social los trabajos se ha comenzado a trocar de géneros y por tanto el sentido de prácticas solo de hombres, o solo de mujeres, se va diluyendo, si queremos aterrizar más, el hecho de cocinar y ayudar en la casa no nos hace menos hombres simplemente son cambios de roles en la optimización de las actividades. 

Por otro lado, según Pedro HMC la razón de ser un LGTB es la propia persona, lo que quiere decir es que la elección es personal y su decisión trae las consecuencias del caso, pero lo que no dice es que esta posición personal no es per se, sino que está condicionado por un entorno social-económico-político,  o también puede tener un efecto adverso como lo que ellos denominan “no salir del armario”. Hay experiencia de periodos de adolescencia donde la persona va sufriendo confrontaciones internas y va definiendo su carácter y personalidad, es un tránsito doloroso – lo sabemos – porque en algunos momentos puede manifestarse comportamientos aparentemente afeminados, pero eso no lo hace gay, es parte de su desarrollo (vean No se lo digas a nadie) el detalle es el contexto, que favorece o no a una determinada conducta y por consiguiente a un problema  social. En Europa en la mayoría de los países es aceptado el género, y además ya hay 20 países en donde el casamiento LGTB es un derecho plenamente asegurado por ley; esto no significa que para nuestro país tenga que ser promovido a ultranza, es una elección personal, pues en estos países donde hay plenos derechos de género, no se vanaglorian de su condición; es como si ser hombre nos vanagloriamos y lo cantamos a los 4 vientos, es irrelevante socialmente no ayuda a la convivencia ni solidifica la afirmación del carácter y la personalidad.

En otro aparte Pedro manifiesta que “ser gay da ciertas ventajas pues le permite moverse en terrenos masculinos y femeninos extrayendo lo mejor de ambos”; creo que es una apreciación ligera pues el conocimiento de la persona no implica estar deslizándose entre personas, creo más que es la perspectiva de la cual yo vemos las cosas, y reconozco al otro; eso es tener una posición definida y pensamiento neto, al respecto creo que esta es una debilidad de la cultura gay.

Recomienda “salir del armario” y no ser vulnerable por el hecho de estar escondiéndose de su condición. Al igual del apartado anterior, podemos considerar una promoción de la condición, y el mismo lo dice en una aparente contradicción: “es personal, el que uno salga del armario es una cuestión de la persona”; vemos en nuestra sociedad que hay personas que lucran con el concepto de “salir del armario” por ejemplo de un conocido conductor de espectáculo que manifiesta que ser gay está en su ADN, sabemos que eso es imposible, imaginemos una diversidad genética de género, a mi juicio son comportamientos mediados por la sociedad que promueve determinados valores y consumo y que modifican a las personas. En esencia podemos decir que hay una naturaleza que rige – y lo hemos establecido – hombre y mujer, el resultado natural es un nuevo ser; lo otro, familias uniparentales, configuración familiar LGTB y sus distintas variedades, así como  dentro de lo “normal” hay mucha variedad: padre madre soltero, familia homoefectiva, familias heterosexuales, hijos criados por padrastro o madrastra, por el tío, por el abuelo, por madres solteras. Esto es resultado del condicionamiento social de necesidad y casualidad, necesidad en el sentido de ser protegido y casualidad porque no elegimos una situación familiar específica, esto acontece según las circunstancias. Por otro lado, el Estado puede elaborar políticas de tolerancia o también de rigidez otras palabras, el estado puede imponer; lo fue el caso de China de Mao que una vez ganada la revolución consideró que toda la pobredumbre burguesa y al menos gran parte de ella debía ser destruida – entre ellos – sus relaciones sociales; así le dio un plazo de meses para que todos los LGTB (de la época) hagan los cambios respectivos a su naturaleza primigenia. Muchos obviamente cambiaron, pero otros siguieron igual y fueron arrojados a un río de China. Como vemos entonces El Estado promueve un determinado comportamiento salvaguardando el interés nacional. Caso muy distinto al de Cuba que no ha podido solucionar este problema, pero el Estado cubano no promueve la llamada cultura gay, es una realidad objetiva, pero prima más el sentido de nación, de orden y de prioridades como salud y educación, esta última donde hay un fuerte control interventor del Estado para no ponerlos a expensas de la cultura liberal.

Intentemos ahora ir a los aspectos científicos-sociales que de alguna manera avalarían el comportamiento LGTB, por ejemplo Pedro dice que en la naturaleza hay comportamiento homosexual en más de 450 especies de animales, sabido es del documental de Discovery Channel sobre animales gays, esta aseveración, no desdibuja el tema del comportamiento en los animales, recordemos que ellos también comparten y hasta cierto punto viven en colectividad. Trae al recuerdo una obra “La Isla de los Hombres Solos” pues explica cómo se modificaban los comportamientos en los seres humanos según un entorno, nuevamente, no pasemos por alto el contexto social.

En los aspectos religiosos culturales Pedro dice: “la propia familia de Jesús era compuesta por dos padres” pag. 199. Es atrevido en ponerlo en discusión inclusive religiosa y también motivo de respuestas de los representantes de la iglesia y los entendidos en el tema no solo como una cuestión de contraparte sino y principalmente como mecanismo de convivencia, no olvidemos que la colectividad en nuestra sociedad ha ganado espacios sociales y políticos. Veamos un caso, el matrimonio gay y su legalización que viene a ser uno de los derechos que pretenden ser ganado en el parlamento y aceptado, aunque queda en el debate la incentivación de la diversidad de género que alcanzarían la categoría de ley que será definitivamente producto del sistema y de cuyos resultados en su devenir no sabemos.

En los temas de cultura ancestral dice Pedro: “Hay algunas tribus donde hay gays y lésbicas y se consideran que tienen dos espíritus, para ellos era la transición de la vida a otro sexo” al parecer nuevamente considera una ventaja moverse en el terreno gay, pero el peso mayor que quiere darle a esta frase es que el fenómeno gay no es reciente es un tema ancestral y además con cierta connotación científica por los estudios en los animales. Lo cierto es que hay material para el debate priorizando en los derechos fundamentales de la persona, pues principalmente se es un ser humano ahora en una variedad sexual (Pedro dice que la promiscuidad no es sino la variedad sexual) y de lo que se trata es de llegar a un punto medio sin homofobia, pero tampoco sin libertinaje.

Debemos considerar además,  que cuando una sociedad es intolerante, fascista la expresión de la homofobia se hace más expresiva y esto pasa porque no se han solucionado los problemas estructurales de la sociedad, como por ejemplo, la desigualdad social, la discriminación en las personas y las oportunidades laborales y sociales como el empleo y el estudio. Si no se soluciona esto “van a seguir los asesinatos a los LGTB que son incentivados muchas veces por discursos de odio disfrazado de religión” (Pedro HMC), en Brasil dice Pedro “Cada 28 horas es asesinado un LGTB”.

Toma los temas más picantes y polémicos donde manifiesta que “relaciones entre pareja manifiesta que hay muchas zonas erógenas y el problema es de higienización” y da un ejemplo y dice que la boca tiene la función de alimentar pero lo usamos para besar. Además dice “La excitación masculina considera que no es la forma convencional, es apenas una parte del deseo de la persona”, fundamenta con el concepto de Dios que no solo hizo el sexo para la reproducción; para él (Pedro HMC), la orientación sexual apunta al deseo.  Eso quiere decir, que  sin un manejo racional y ponderado solo promovería el hedonismo el placer por el placer, el deseo por el deseo características propias de una sociedad decadente (Recordemos que el sexo por placer recién comenzó a ser entendido en 1960-1970). Al respecto Pedro nos ha ilustrado que hay también no deseo pues hace una extensión de aquellos que no tienen deseo sexual (asexuado) y a pesar de ser así es considerado dentro de la comunidad LGTB y otras variantes como PAN SEXUAL, y género fluido, este último donde se alterna o puede estar con un género sin discriminación. Al respecto da el dato que “ya Facebook  disponibiliza 56 opciones de género para escoger a cual se ajusta”  quiere decir que LGTB solo es una variedad mínima, hoy ya se habla de LGBTTTQIACDDPGADG (pág. 169).

En el Perú el tema más polémico es el tema de la familia y que la iglesia sobre todo cristiana y católica lo ha sobredimensionado en una llamada familia normal o convencional, pero como dice el autor de este libro del cual le hacemos unas notas según el caso Brasil donde la familia LGTB puede promover hijos LGTB, es una realidad que no se puede soslayar, la pregunta es si es legal, es moral, es social y económicamente correcto aquí, es un punto de debate para llegar – reitero – a un consenso sin rigidéz ni libertinaje; pues también hay que pensar de una familia que por problemas internos se quedaron madres solteras y con hijos ¿seguirá siendo familia? Pedro nos hace recordar que “20% de las familias brasileñas son madres solteras con hijos” fundamenta más el concepto diciendo: “Un estudio de 1977 hasta 2013 concluyó que no hay diferencia en criar un hijo por casamientos gays y heterosexuales”.

De hecho la comunidad LGTB dentro o fuera del armario seguirá luchando por los derechos que la sociedad lo establece y lo modifica según sea la presión política, pero lo cierto es que hay derechos fundamentales por las cuales si deberas hay que luchar con tesón, pues esta inclusive ralentiza las otras demandas por no considerarse relevantes en la convivencia social. Al respecto una colega en los años 80 era una ferviente luchadora de los derechos de la mujer que después dio lugar a un movimiento interesante y renovador denominado el “feminismo” esto a raíz de la condición en que era tratada y discriminada la mujer – y lo sigue siendo todavía – pero que después degeneró, pues solo se quedó en el feminismo y no profundizó en los derechos fundamentales del pueblo que es ahí donde se lucha no solo por un tipo de colectivo o género sino por toda la población principalmente la más pobre, pues ellos no han solucionado siquiera su derecho a existir, cuando en los colecivos gays que han degenerado mueven una maquinaria de consumo – en muchas casos – promovidas por corporaciones que alientan la ideología de género. Promovamos el debate pero veamos cual es el aspecto fundamental a tocar y cual es el aspecto principal y secundario.

mrq@01jun2018